Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Y a tu alrededor todo arde

Domingo, julio 11, 2010 | Coberturas, Notas | Por Nonfreaks
Y a tu alrededor todo arde

Árbol ardiendo y haciendo arder. FOTO: LISANDRO MACHADO.

Árbol presentó al público su nuevo disco, “No me etiquetes”, con un buen show pese a la poca gente que los acompañó.

Cobertura: Lisandro Machado.

Llego la noche esperada por todos los fans de Árbol, la de la presentación de su nuevo disco, “No me etiquetes”. Fría como es de esperar por la época pero, como suele hacer una de las bandas más importantes del Oeste, ardiente por completo a su alrededor.

Desde muy temprano, La Trastienda regaló sorpresas. La primera de la noche fue algo muy poco habitual en cualquier tipo de recital: no había vallas de contención entre el escenario y la gente, es una prueba perfecta de la comunión entre la banda y el público que se gesta show a show. De a poquito, la gente fue llegando. Pero justamente, la segunda sorpresa de la noche fue esa, demasiado de a poquito. Muy poca gente se presentó al lugar a ver a la banda. Más allá de esa pequeñísima mancha, el show fue una fiesta. A las 20.30 se inició con una canción tan vieja como festejada, Jardín Frenético, continuada por La nena monstruo, Soy vos y Prejuicios. Recién la quinta canción sería del nuevo disco.

Así, este show, que tenía como excusa la presentación de “No Me Etiquetes”, fue una mezcla de mucho material viejo y poco del nuevo. Tal es así, que tan solo tocaron seis de las once canciones del nuevo disco.

Luego de 19 canciones; entre las que desfilaron nuevas como Ji jo, Paquita y Volveré a mi barrio, viejas como X (con intro de violín incluída) y Gente, y no tan viejas como El campo sin fin; la primera parte del show sería cerrada con Vomitando Flores. Eran las 21.30 y, obviamente, el show aún no podía terminar.

Y no terminó. Un extenso bis en el que desfilaron Lloro, Yo soy lo más, Puñal (con grabación de nuevo video incluída), la emotiva El Fantasma y la ya clásica Cosacuosa. Pero la gente pedía más y la demanda fue satisfecha con un tema de gentileza fuera de lista: La Vida.

La falta de vallas que tanto llamaba la atención no fue casualidad. Todo estaba armado para que el cantante, Pablo Romero saltara hacia un público que no dejó de celebrar esta decisión.

Así, sonrientes, se retiraron de La Trastienda todos los presentes. No habrán sido muchos pero Árbol se encargó de hacerlos arder a su alrededor.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, promedio: 5,00 de 5)