Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Unos limados

Sábado, febrero 2, 2013 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Unos limados

El mono fue, como siempre, un espectáculo aparte para el público (FOTO: DANIEL MACHADO).

Kapanga abrió su año en Capital a través de un show muy enérgico en el marco del After Office Clandestino, con fiesta de espuma y el circo clowndestino incluídos. Antes, estuvo Asesinos Cereales.

Cobertura por: Lisandro Machado.

Siempre es un placer ver a Kapanga en vivo. La energía que trasmiten los de Quilmes llega al público de sobremanera y lo deja a uno “limado” y muy feliz.

La velada del jueves 31, feriado nacional, prometía eso en el After Office Clandestino en Groove. Pero antes de los quilmeños, estuvo sobre el escenario Asesinos Cereales. Con la inclusión de un tema de su próximo disco (Transa), el set cumplió con las expectativas y arrojó a unos valientes a sumarse a un pogo ‘asesino’ y que te transportaba mentalmente a sus amigos de Ska-P, por las similitudes musicales.

Unos limados

El público recibió y devolvió la alegría de Kapanga (FOTO: DANIEL MACHADO).

Luego de cerrado su show, a las 21.30 se presentó una vez más el Circo Clowndestino. Este clásico circo (con la yapa de que finalizó con el público cantando su canción característica), agitó con piruetas a la gente que esperaba por el plato fuerte.

Finalmente, con un leve retraso salió a la cancha Kapanga. Con una intro y la nueva LOST, la fiesta ya era una realidad en el boliche de Palermo. Así, se daría una seguidilla plagada de clásico (Fumar, entre otras) y temas nuevos, todos muy festejados por el público.

Sobre la mitad del show, una particularidad: a la hora de entonar Desearía, el mono lo haría desde afuera del escenario. Luego, al regresar, haría la clásica pregunta “¿Cómo la están pasando?”, pero diciendole a su público que le contestara “¡Cómo el orto!”, ‘juego’ que se mantendría durante toda la noche.

Entre chistes irrepetibles (el del elefante y el camello) y mucha harenga a la gente que respondería de la mejor manera, Kapanga siguió su fiesta anunciando su nuevo video, Jefe Max.

Finalmente encararía el final de su show un tanto corto (una hora y media) pero muy enérgico, con canciones como Bisabuelo y No Me Sueltes (Es Posible). La seguidilla final sería Me Mata/El Universal, Rock, La Crudita y el clásico El Mono Relojero (con fiesta de espuma); sumandole varias interpretaciones de canciones del rock nacional y una estrofa de La Marcha Peronista, sumándole más humor al recital.

La gente quedaría disfrutando de la fiesta, bailando al compás de las canciones que la Fiesta Clandestina le ofrecía y con una sonrisa de oreja a oreja tras un show demoledor. Comenzó el año de Kapanga en Capital Federal, con “Lima” a puro auge. Todos unos limados.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)