Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Rhapsody en el Teatro Flores

Lunes, diciembre 6, 2010 | Coberturas, Notas | Por Nonfreaks

Rhapsody en el Teatro Flores

Los italianos hicieron explotar El Teatro en su primera fecha en el país. (FOTO: OSCAR TORRES).

Fue un sábado bien metalero en Flores. Con interpretaciones sublimes, los italianos dejaron una huella en El Teatro.

Cobertura: Oscar Torres. (*)
El power metal sinfónico hizo vibrar los cimientos de El Teatro de Flores esta última semana con la presentación de Rhapsody of Fire en sus tablas. Desde temprano las paredes dejaban escapar la voz inconfundible de Fabio Lione durante la prueba de sonido. La apertura de puertas tuvo lugar a las 18.00 dejando que minutos después Resist diera el  puntapié inicial de lo que sería una noche a puro metal. Luego, se sucedieron Libidum, Iskemia y Patán, haciendo entrar en calor al público que, ansioso, esperaba la aparición de la poderosa agrupación italiana.

A las 21.30, la voz de Christopher Lee trasladó a los presentes al mítico mundo de estos guerreros, dando así lugar a Dark Kunor. A este lo continuaron un extenso set compuesto por Triump or Agony, Knghtrider of Doom, The Village of Dwarves, Unholy Warcry, Guardiani Del Destino, On the Way to Ainor y Starship Troopers. Pegado a estos temas, Alex Holzwarth deleitó a la audiencia con un increíble y potente solo de batería, que fue recibido con vitoreos constantes.

Llegando a la mitad del espectáculo las notas de Dawn of Victory se apagaron, y dejaron lugar a Lamento Eroico, el cual provocó hasta llantos en los presentes, marcando así el momento más emotivo del show.

La noche prosiguió con Holy Thunderforce, Dark Frozen World, Sea of Fate y el impresionante solo de bajo llamado Dark Prophecy de la mano de Patrice Guers. Este fue inmediatamente continuado por March Of The Sword Master, dejando ese ambiente festivo que solo un folk al mejor estilo medieval puede hacer. Así, cerraron el setlist básico.

El público, no conforme, cantaba pidiendo el retorno de la banda al escenario, quién obsequió un encore esperadísimo con The Frozen Tears of Angels y Esmeral Sword, que reavivó los ánimos de todos los presentes produciendo un último y gran pogo.

La velada terminó y dejó ese espíritu guerrero flotando en el aire, esas ondas mágicas a las cuales trasladan con tanta intensidad las líricas de Rhapsody of Fire.

(*) COLABORADOR ESPECIAL
Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)