Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Punk y ska de la mano de Groove

Lunes, diciembre 19, 2011 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Punk y ska de la mano de Groove

The Locos cerró la gira del Revolucion Fest.(FOTO:BÁRBARA SCIUTO).

El sábado pasado, No Relax, Jauría y The Locos cerraron el festival “Revolución Fest”. Surgiendo ante la necesidad de una revolución musical y con el objetivo de luchar por los derechos de los animales, unirse a los reclamos de los pueblos originarios y promover el cuidado del medio ambiente, lograron dar un show expectacular.

Cobertura: Bárbara Sciuto.

Pasadas las 19.30, con el ambiente lleno de punk y ska que dejó Asesinos Cereales, quien se encargó de abrir el show, la pantalla que se posicionaba tras el escenario comenzó a emitir imagenes y sonido. Así es, un video de No Relax anticipaba que se acercaba el momento que la banda italo-española salga con su música. Segundos antes que termine el video, Joxemi y Julio, guitarra y bajo respectivamente, salieron al escenario y, entre gritos y saltos, comenzaron a tocar la Intro de No Relax. Minutos después, el con público impaciente por la llegada de la hermosa cantante, salió Micky con su caracteristica energía y entonó las primeras estrofas de Fuego de Manantial.

Una vez finalizado el tema, aparecieron las primeras palabras de Micky, después de agradecer a todos por estar ahí: “Esta canción se la dedico a todas las chicas que están aquí presentes y que no quieren ser carne fresca” y obviamente la canción que siguió tras las palabras fue Carne Fresca.

A lo largo de su show tocaron temas como Animá Libre, Lagrimas Quemadas, Animal Caliente, Fuera de Control, HinoRelax y No Olvidamos, entre otras. Cabe destacar que hicieron el cover de los Ramones I Wanna be Sedated, que siguió del clásico “Hey Ho, Let’s Go” con saltos, piñas y mucho pogo de por medio.
También “Vamos No Relax, No Relax, Vamos No Relax” se escuchó en diferentes momentos del recital, que con mucha buena onda fue acompañado por la batería y en momentos por el bajo.

Otro clásico que apareció en la noche fue “Hay que saltar, hay que saltar, ¡El que no salta es militar!”, que no sólo lo cantaba el público sino también Micky desde arriba del escenario, saltando y mostrando que realmente lo cantó con “pasión”.

En la mitad del recital y de manera imprevista, Joxemi se unió con los fanáticos para poguear junto a ellos los ritmos que la batería les hacía. Después de que Micky pidió que lo devuelvan sano, ella también se tiró al público, pero no a poguear sino a hacer un especie de mosh sin caer en las vallas.

Para finalizar, después de cruzar palabras con la multitud, que hagan algunas partes de las canciones teatralmente, que Ciro cante un estribillo con ellos y que rompan más de un globo, la voz del grupo dijo que quería “Agradecer a todos los presentes, más que nada a estos chicos (refiriendose a sus compañeros de grupo) que estan aquí conmigo y que me aguantaron durante tres meses seguidos en la misma casa.

También a Jauría que nos trataron como niños y a todos ustedes, los quiero”, y desaparecieron del escenario, para darle lugar a la banda siguiente.

Un logo bastante original y reconocido apareció en las pantallas de todo Groove: Un perro dividido en letras que forman la palabra Jauría. Así es, la banda liderada por Ciro Pertussi apareció sobre el escenario para poner felices a todos los fanáticos que fueron a escucharlos (que de hecho, se podía obsevar muchísimas remeras con el logo de la banda).
El Tren fue la primera canción en aparecer, seguida de Océano Anárquico y Sigue. La parte inferior de Groove se vació un poco ya que la gente prefirió escuchar a la banda desde el primer piso del lugar y así guardar sus energías para romper todo con The Locos.

Lo que caracterizo al show de Jauría fue la cantidad de invitados que tuvieron a lo largo de la noche. El primero fue Mauro Ruda, que después de ponerse la guitarra de Ciro tocó junto al grupo Adiós a Dios. En segundo lugar un amigo de ellos al cual le llaman “Franchella”, según ciro “Por que nos hace reír mucho”, llegó para tocar una canción de Fede Pertusi, también con la viola de Ciro.

En tercer lugar, Juan Oloa, “El Rey de Zona Sur”, fue quien cantó junto al grupo. Un amigo de México también los acompañó en el escenario, este se llama “Morgan” y, haciendo un juego de palabras, tocaron Morgue Corazón.

Joxemi se unió a la banda y tocó Tosco y Dónde las Águilas se Atreven. Después de abrazos entre ellos y agradecimientos a los fanáticos tocaron No Me Arrepiento de este Amor, donde todos los presentes (hayan ido o no a ver a Jauría) terminaron saltando y cantando a gritos la canción. “No somos los únicos en este mundo,cuiden los recursos naturales”, declaró Ciro e Indios Kilme comenzó a sonar.

Un “Feliz año” fueron las últimas palabras de Ciro y Jauría se despidió. Aunque Ciro volvió. Así es, antes de que The Locos suba al escenario se realizó un sorteo con Ciro a cargo: sortearon una guitarra -Feliz debe estar la chica que se la llevó- marca Berisso (que está fabricada con productos reciclados) y unas cuantas remeras.

Una vez que finalizó el sorteo y las tablas del lugar quedaron vacías un “Oh, oh”  se escuchó y el público respondió con lo mismo, después de dos intentos se escucha “No se oye”, con un acento español inconfundible y ahí por fin salió Pipi y toda la banda. Cabe aclarar que el bajista y baterista se destacaron bastante ya que estaban con remeras de Argentina.

“Me cago en dios. ¿Estamos en Argentina o en Finlandia? Me cago en la puta”, fueron las primeras palabras de Pipi, que llevaba como remera una musculosa negra con la frase ‘Luchemos por un Hospital Público Veterinario’.

Durante su show sonaron temas como Buscando Líos, Lloviendo Idiotas, La Polla, Prepotencia Mundial, Como un Animal y el cover Surfing Bind de The Trashman, entre otros. También tocaron temas clásicos como Algo Mejor y Resistire en los cuales el pogo fue más intenso.

Algo que caracterizo este show fue la importancia que le dió Pipi al pogo. Obviamente los círculos se generaron solos como en todo recital, pero los GRANDES círculos los hacía hacer el ex Ska-p. A medida que pasaba el tiempo los círculos eran cada vez más grandes, hasta que llegando al final del recital pedía que sean hasta el fondo.

Así es, la gente se abría hasta el fondo de Groove y cuando sonaban los acordes de la canción corrían todos para llegar a la multitud y hacer lo de siempre.

Para finalizar, un agradecimiento general tanto a No Relax y Jauría, como a la producción del sonido y a los del lugar dio el cierre a la gran noche de la revolución de la música.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, promedio: 4,67 de 5)