Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Pocas palabras y mucha música

Sábado, octubre 9, 2010 | Coberturas, Notas | Por Nonfreaks
Pocas palabras y mucha música

Linkin Park sonó en Vélez pero no estuvo a la altura de sus posibilidades. (FOTO: LUCHO VERA).

Así fue la noche en que Linkin Park debutó en nuestro país, tras diez años de carrera, en un show donde los músicos dieron la impresión de disfrutarlo muy poco.

Cobertura: Florencia Saez (*).

Un Vélez que se iría llenando hasta casi su totalidad (no agotaron entradas), fue el escenario ideal para los fanáticos que se acercaron a ver a una de las banda pioneras del nü metal.

Todo comenzaría con Ojas, y seguiría con Attaque 77, para ir calentando los motores de una noche en especial. Pero el plato fuerte, la gran banda, llegó con Linkin Park subiéndose al escenario.

Todo comenzó con la intro del nuevo disco, The Requiem. Acto seguido, siguieron diez temas pegados, sin una sola palabra de los músicos.

Un simple “gracias”, y nueve temas más llevaron al final previo a los bises.

Entre esas 20 canciones iniciales, desfilaron grandes clásicos como Breaking the Habit y Faint y nuevas canciones como Wretches and Kings.

El punto negro de la noche fue un sonido pésimo. Muchas veces hubo pérdidas de la voz o de los instrumentos, y recién se solucionaría sobre el final del show. Además, la violencia de siempre: un vallado que separaba el campo para posibilitar una mayor seguridad para la gente fue derribado por los propios asistentes.

Ya para cerrar el show, en los bises, desfilaron cinco temas más que incluyeron el último single, The Catalyst. La canción elegida para cerrar fue What I’ve done, del multipremiado “Minutes to Midnight”.

De esta forma, Linkin Park culminaba su tan esperado show debut en Argentina. Con su duración (apenas hora y media) y la baja calidad del sonido, dejó sabor a poco ante un estadio que nunca estuvo lleno en su totalidad. Además, las pocas palabras de los músicos también colaboraron para que sea un show con mucha música, pero que quedó signado por las aparentes pocas ganas de los intérpretes. Seguramente el religioso fan se haya retirado de Vélez contento con la visita pero nadie podrá negar que fue poco para una banda que puede dar mucho más.

(*) COLABORADORA ESPECIAL.
Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, promedio: 5,00 de 5)