Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Palo y palo

Viernes, octubre 8, 2010 | Coberturas, Notas | Por Nonfreaks
Zildjian Day

En la Avenida Corrientes, la batería fue la vedette. (FOTO: GASTÓN ABAD).

El lunes 4, en el Teatro Astral de la Avenida Corrientes, tuvo lugar el Festival Zildjian Day. Cuatro grosos de los redoblantes y los platillos hicieron delirar a quienes se acercaron a disfrutar del “día del batero”.

Cobertura: Gastón Abad.

La “calle” Corrientes suele estar plagada de marquesinas luminosas con imágenes de vedettes envueltas en plumas. Pero el lunes 4 se dio un hecho particular y a puro golpe de bombo, platillo y redoblante, cuatro estrellas de la batería les volaron las plumas. La música se apoderó de la famosa avenida.

Antes de hablar de los cuatro gigantes que tocaron en el evento cabe destacar que el Zildjian Day contó con una organización estuvo a la altura del evento. Fue el show de cuatro bateristas de distintos estilos, grosos en lo suyo que hicieron la presentación muy entretenida.

Para romper el hielo y arrancar el tan esperando evento de Zildjian empezó el Topo Espíndola, quien fuera baterista de Antonio Birabent y ahora es miembro de Skay Beilinson. Se encargó de hacer unos solos en bases de pop y rock.

En segunda parte apareció un reconocidísimo baterista, Pipi Piazzolla. Pipi es uno de los mejores de Argentina, se destaca en tango y jazz entre otros estilos. Cuando saltó al escenario, la gente lo reconoció mucho con fuertes aplausos que provocaron la emoción y el agradecimiento del batero. Recién llegado de una gira, le regaló al público un solo totalmente improvisado, de estilo muy jazzero, al que presentó en su forma tan particular.

En tercer lugar salió Waldo Madera, especialista en pop latino, quien supo tocar junto a Ricky Martin, Ricardo Arjona y Carlos Santana entre otros. Madera mostró lo que la gente esperaba de él, rulos increíbles y velocidad a la hora de tocar. Sorprendió al mostrar su talento al tocar con su pie el bombo, el hithat y un cencerro algo. Increíble.

Por ultimo Mike Mangini, el más esperado de la noche, uno de los mejores y el más rápido baterista del mundo, fue ovacionado al presentarse. Empezó con un solo impecable y con el buen humor que lo caracteriza, con caras para la gente y gestos de los que sólo él es capaz. Sus fans se rompieron las manos para aplaudirlo merecidamente. Como si su talento no bastara, el maestro dio cátedra y aprovechó un intervalo para explicar qué cosas utiliza en su batería y cómo era su set.

Para dejar llenos de satisfacción a los fans, hicieron el sorteo de premios, en él cabe destacar a Mike quien firmó sus palillos y los entregó al publico. Además Mangini, para terminar, ofreció algo inigualable y que dejo boquiabierta a la sala. Interpretó algunos temas de Led Zeppelin, Extreme y de su banda, Annihilator.

No fue una noche más en la “calle” Corrientes. Las plumas volaron. Fue el día del batero.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (11 votos, promedio: 4,91 de 5)