Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Mark Jansen y los suyos reventaron Colegiales

Sábado, noviembre 26, 2011 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Mark Jansen y los suyos reventaron Colegiales

Mark tuvo su gran noche en El Teatro, presentando a MaYan. (FOTO: LISANDRO MACHADO).

MaYan tuvo su primera visita al país, presentando “Quarterpast”. Fue un gran show al que no le faltó nada: hubo homenajes, muy buenos invitados, mucha entrega de los músicos y un público muy agradecido por la visita.

Cobertura: Lisandro Machado.

Generalmente, cuando llega una banda de afuera, se opta por poner uno o varios teloneros. Estos, casi siempre, no suenan muy bien, y sirve para que el sonido del plato fuerte sea reconocido. En este caso, hay que destacar la valentía de Mark Jansen y los suyos (o de los productores que los trajeron), al no realizar lo mismo.

Mark Jansen y los suyos reventaron Colegiales

Rob Van der Loo brilló de sobremanera con su bajo. (FOTO: LISANDRO MACHADO).

Por ello, a alrededor de las 20.00, la gente se situaría en las instalaciones de El Teatro de Colegiales. La amenaza de que el show comenzara según lo pautado estaba presente, y nadie quería perderse esta primera presentación. Y de hecho, así lo fue. Cercano a las 21.00, MaYan saltó a escena con Symphony of Agression, tema que abre “Quarterpast”. Luego llegarían The Savage Massacre y el propio Quarterpast, para dar camino a un gran show.

Cabe destacar que ante la obviedad de la gran mayoría del setlist (al tener un sólo disco de estudio, más allá de las 3 canciones faltantes, resultaba obvio que lo tocarían casi íntegro), la

Mark Jansen y los suyos reventaron Colegiales

Henning Basse fue uno de los grandes invitados. (FOTO: LISANDRO MACHADO).

incertidumbre pasaría por las sopresas que sumarían los invitados. Por ello, rondando la mitad del show, cuando la banda tocó Incentive, de Epica, llegaría la primer respuesta. A su vez, Laura Macri tendría su gran momento con Essenza di Te.

Sin embargo, el mayor éxtasis para el público llegaría con la mayor de las sorpresas: un medley integrado por Run to the Hills, The Number of the Beast, Fear of the Dark y The Trooper, cuatro canciones de Iron Maiden (conarrojado de remera de los irons y todo). Ya con ello, MaYan había logrado ganarse al público. Así, con la propia Bite the Bullet sería la salida mentirosa de escena.

Luego llegarían los bises: O Mio Babbino Caro, War on Terror, Sinner’s Last Retreat y los dos grandes covers que dieron final al show: Cry for the Moon (Epica) y Follow in the Cry (After Forever). De esta forma, todo llegaría a su final, con un gran sentimiento comunitario de alegría.

En resúmen fue un gran show, donde cada uno tuvo su muy buena participación: Mark Jansen brilló con sus grandes composiciones, sus compañeros (Jack Driessen, Frank Schiphorst, Ariën Van Weesenbeek, Rob Van der Loo y Isaac Delahaye) demostraron con creces el porque están junto a tal ‘monstruo’ y los invitados (Simone Simons, Laura Macri y Henning Basse) dieron un toque épico a las voces. Un recital memorable.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)