Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Mariscal: “Para nosotros es muy importante que la gente se vaya feliz”

Jueves, septiembre 6, 2012 | Entrevistas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Mariscal: "Para nosotros es muy importante que la gente se vaya feliz"

Mariscal editará “Medias Levantadas”, su álbum debut, este mes.

Santiago Asseff y Ezequiel Cavoti, de Mariscal, estuvieron hablando con Nonfreaks, palpitando el lanzamiento de “Medias Levantadas”, su disco debut, y sus próximos shows en Freakman Bar, The Roxy Los Arcos y R9 Road Café.

Entrevista: Lisandro Machado.

Para los recién llegados, Mariscal es una banda de rock de Capital Federal, muy influenciada con toda la música previa a los 90. Y, de hecho, así suenan sus canciones, pero de un modo mucho más fresco. Hace muy poco tuvieron su debut sobre el escenario de Niceto Club, haciendole  la previa a lo que será su disco debut, “Medias Levantadas”, el cual saldrá este mes. A su vez, esta semana estarán sonando en Freakman Bar, The Roxy Los Arcos y R9 Road Café. De todo esto y un poco más nos estuvieron contando Santiago Asseff (voz y guitarra rítmica) y Ezequiel Cavoti (batería y voz):

- ¿Cómo fue la experiencia de sus presentaciones en Freakman Bar, donde contaron con varios invitados?

Ezequiel: – En Freakman Bar fuimos banda local por aproximadamente dos años, tocando todas las semanas una vez por semana, en lo que era zapada, también hacíamos nuestro show. Y el dueño del bar conoce a muchas personas, a Claudia Puyó, Miguel Zabaleta, un montón de gente conocida del ámbito. Y nada, muchas veces de sumarnos. Claudia Puyó cuando hizo sus shows y alguna vez necesitó un baterista yo me sumé a tocar, también con Santiago tocando la guitarra, siempre buena onda con todo. Todo gracias a Norman, que es el dueño, que sería un Dios para Mariscal.

- ¿Y cómo les resultó esa experiencia a ustedes?

Santiago: – Enriquecedora. En el sentido de poder contar con un lugar para tocar. Nosotros porque logramos entrar un poco en el ambiente, pero en su momento no era fácil. Y por medio de Freakman pudimos asomar la cabeza, al menos, y decir “bueno, acá estamos”.

Ezequiel: – Si, tener una constancia y una práctica del vivo que no te da el ensayo. Y con Claudia Puyó y Miguel Zabaleta toda la mejor onda, gente buenísima, abiertos al diálogo de poder charlar y tomar una birra. Y con Norman, más todavía.

- De hecho van a volver a tocar ahora ahí.

Ezequiel: – Si, este jueves tocamos en Freakman. Hace bastante que no tocábamos y estamos ansiosos.

Ezequiel: “Tenemos un abanico de posibilidades para ir cambiando temas, ir variando un poco para no caer en la monotonía..”

- ¿Queda la posibilidad de volver a tocar con estos artistas que conocieron?

Ezequiel: – Siempre que coincidamos, se puede hablar con Norman y hacer una movida y hasta algún show. Si, ya nos conocen.

- Ya que estamos hablando de shows, hace poquito estuvieron tocando con Falsa Cubana en Niceto Club. ¿Qué me pueden contar de compartir escenario con ellos?

Santiago: – La verdad que estuvo buenísimo, la pasamos re copado, nos encantó el lugar y la gente también. Fue un concierto complicado por un asunto del horario. Un horario muy temprano para un día viernes que la gente sale de trabajar y sin embargo fue mucha gente. Fue un éxito, tocamos re bien. Y los de Falsa Cubana nos cayeron bien, ahí atrás de los telones estuvimos hablando. No tendríamos problema en volver a tocar, muy buena gente. La pasamos muy bien.

- ¿Y cómo llegaron a tocar en esa fecha?

Ezequiel: – Por Martín Daulerio, nuestro productor, que conoce a los chicos de Falsa Cubana. Tenían un show y nos propusieron tocar y ¿qué mejor que tocar en Niceto? Un viejo anhelo de Mariscal. Y Niceto genial. Tengo un muy buen recuerdo, siempre cuento lo mismo. Tengo el casette de una banda que no me acuerdo el nombre porque los tipos no lo decían, de Europa creo que era, que dieron un show que te caías de culo. Los tipos dijeron “todos se agachan” y se agachó todo Niceto. Fue espectacular. Pero nunca voy a saber como se llama (risas). Pero quedó como una gran noche y pensar que bien que sonó, que bien iluminado que está Niceto, que bueno que está. Siempre me quedé con ganas de tocar y por suerte se pudo concretar. Van a haber más, seguro.

- ¿Cómo fueron las críticas a ese show? ¿Levantaron nuevo público?

Ezequiel: – Si. De Niceto no se si tanto, porque la fecha estaba compartida con Falsa Cubana, que no es tan del palo del rock. Entonces,p or ahí, la gente no es la misma que se comparte. Pero, sin embargo, siempre hay gente que le gusta y te busca por Facebook, por donde sea. Siempre que tocamos hay repercusiones positivas de lo que hacemos.

Santiago: “No es nuestra prioridad ser románticos, hablamos más de lo que vivimos.”

- Yendo más al presente, ¿Qué me pueden contar del disco “Medias Levantadas”?

Ezequiel: – Todavía no salió el disco, pero está saliendo estos días. Tardó un poco en salir.

Santiago: – Se hizo desear, lo grabamos hace muchos años, a final de 2009. Y lo terminamos rapidísimo, Martín (Daulerio) hizo la producción rapidísimo, nosotros terminamos de grabar rapidísimo y ahora está todo el asunto de los código de barras, que eso es más aburrido, que no se están dando y no se por qué. Pero ya va a salir.

- ¿Y tienen fecha tentativa?

Ezequiel: – Entre dos y tres semanas como mucho. El tema con el código de barras es dar el alta al código de barras, que se genere el numerito y las barras.

Santiago: – Si, es un quilombo, pero lo van a poder comprar en Musimundo. No es que les vamos a decir “métanse en tal galería, pisen la baldoza tres, se abre la compuerta, van a entrar y los va a atender una vieja de pelo blanco”. No, nada de eso. Lo van a poder comprar en Musimundo.

- El primer video de ese disco es Seguí tus Instintos. ¿Cómo fue la experiencia de grabarlo?

Santiago: – Bárbara. Entramos un día, ponele, a las diez de la mañana y terminó a las diez de la noche, hicimos todo en un día, el video salió re copado. El tipo que lo filmaba un copado, también, Hernán Petriz, que maneja bien el ritmo de filmación y el playback. Pasamos no mucho tiempo y salió todo en un día. Después, la edición habrá llevado una semana y quedó perfecto. La verdad que lo veo y me encanta.

Ezequiel: – No había nada armado. Un día cayó Hernán Petriz y nos dijo “les voy a filmar el video, vénganse mañana”. Y grabamos todo rapidísimo, salió bien el video y está buenísimo.

Santiago: – Una cosa que está buenísima del video es la casa. Porque si hubiéramos querido buscar esa locación hubiésemos tenido que alquilarla a un precio bastante alto. Es como un palacete.

Ezequiel: “Con las cosas nuevas que están saliendo ahora, no hay nada que nos vuele la cabeza.”

- ¿Y de donde salió la casa esa?

Ezequiel: – Un tío mío laburaba refaccionándola. De hecho, yo laburé con él un par de meses, que estuvimos lijando puertas, sacando pintura y la pasábamos buenísimo. Tocabamos la guitarra… Es por un tío mío que la conseguimos. Y vimos que esa locación era para usar en lo que fuera.

Santiago: – El arte del disco está hecha en esa casa, también.

- ¿Tienen idea de grabar algún otro video más adelante?

Ezequiel: – Si, hace poquito grabamos uno. Todavía está en post-producción. Grabamos un video que no es un tema nuestro, sino parte de los medleys que hacemos, los mix que hacemos de temas. Va a ser como una especie de bonus track.

Santiago: – Lo que hicimos fue filmar en un estudio al estilo “grabación en vivo” (back sessions) con Hernán Petriz, también, uno de los medleys de clásicos que hacen en vivo. Ese video está filmado en HD, el material va a estar buenísimo. La idea es subirlo a YouTube y viralizar a través de los buscadores, siempre los clásicos garpan mucho. Entonces que el video tenga como una presentación de festejo por el lanzamiento del álbum, que disfruten ese regalo de Mariscal y después va a venir una invitación a ir al lugar donde se pueda escuchar. Pero como Mariscal es rock clásico, los clásicos que hacemos son como el ADN de Mariscal, porque tocamos temas de Michael Jackson y tenemos grooves de Michael Jackson. Y, por ejemplo, Bee Gees, tenemos esas armonías.

Ezequiel: – Si, el rock viejo. Cuando las personas se sientan a escuchar cosas y dicen “a mi me gusta el rock viejo”. Bueno, ese es el rock que hace Mariscal. Vamos a hacer, además de composición y todo eso, interpretar, que es lo que estamos haciendo en vivo. Y bandas muy muy grandes, como los Beatles, que tienen covers. Creo que es muy importante saber interpretar para después crear, o estar muy bien influenciados. Eso es lo que estamos tratando de hacer. Además de mostrar composiciones de nuestro grupo, entrar en confianza con el público a través del cover. Todo lo que sea rock viejo, que está bueno. Y con las cosas nuevas que están saliendo ahora, no hay nada que nos vuele la cabeza. Hay bandas buenas, Arctic Monkeys y todas esas, pero no hay ninguna que nos mate.

Santiago: – El que escuche el disco va a ver canciones de rock clásicos renovadas. Esa es la propuesta: traer el espíritu de lo que nos pasaba a nosotros cuando escuchábamos un disco de Led Zeppelin o AC/DC, pero aportar cierto trabajo sonoro que lo actualice. Una vitalidad más actual. Es como un neo-clasicismo (risas).

- Entonces se podría decir que sus influencias son bien del rock viejo…

Ezequiel: – Si, ‘60, ‘70 y ‘80.

Santiago: – Si, desde el ’50 hasta 1993, 1994. Hacemos algo de rockabilly pero eso es más para fiestas privadas.

- En cuanto al medley, ¿cómo seleccionan los temas que van a formar parte de cada uno?

Ezequiel: – Es una junta de un montón de temas que nos gustan.

Santiago: – Que nos gustan y que veíamos que hacían efecto en el público. O, por ejemplo, buscar en Google “listas de número uno” y ver cual nos gustaba para hacer.

Ezequiel:  – Y temas que ya habíamos tocado, sin estar dentro del medley. Cheques o el de Aerosmith, son temas que venimos tocando desde Freakman. Estaban incorporados en lo que hacíamos y un día dijimos “que bueno hacer un mix”. Como a veces nos dan cuarenta minutos para tocar, decir…

Santiago: – Vamos a meter todo por un agujerito (risas). Quieren que Mariscal deje todo, entonces ponemos todo, tocamos todo y hacemos como un trapo escurrido (risas).

Ezequiel: – Y la gente se va copado, porque dice “ah, ¡este lo conozco!”. Y eso genera una expectativa de la gente acerca de lo que hace Mariscal, de nuestros temas, porque generalmente se acercan y nos dicen “che, que bueno que está, queremos escuchar más de su composición”.

Santiago: – Está saliendo bien el plan maestro (risas).

Santiago: “Esta es la propuesta: traer el espíritu de lo que nos pasaba a nosotros cuando escuchábamos un disco de Led Zeppelin o AC/DC, pero aportar cierto trabajo sonoro que lo actualice.”

- Y cuando tienen sus shows con más tiempo, ¿van mechando más covers o la idea es mantener la idea del medley y alargarlo?

Ezequiel:-  Tenemos varios medleys que se pueden convertir en un mega medley de cuarenta minutos, más o menos, sin parar de tocar. Lo hemos hecho en Azul. Cuando fuimos tocamos como cuarenta minutos seguidos sin parar, los medleys todos juntos. Después los podemos dividir y abrir y cerrar donde tenemos estructurado. Se puede, si. En un show de Mariscal hacemos varios temas nuestros, algunos covers, vamos mechando, como siempre, no es cosa nueva. Solo que ahora mechamos un medley, que son varios temas.

- ¿Cómo funciona la composición de un tema dentro de Mariscal?

Santiago: – Generalmente después de haber interpretado queda como un rastro o como una huella de más o menos “¿Qué tocaste, qué pasó, que cantaste?”. O algo medio místico en la mente. Y después el simple hecho de decir “me voy a sentar a componer, tengo un par de cosas para decir”. Y además le sumo todo ese rastro del rock y los covers, y hechos del mismo grupo, que también pueden influenciar a temas nuevos. La mezcla o intentar evocar eso se deforma de tal manera que sale una nueva creación. Y así más o menos van surgiendo los temas, pero muy al estilo clásico de la composición. A veces uno puede agarrar y escribir mientras está caminando por la calle.

Ezequiel: – Claro, se te ocurre una melodía, te va resonando, te gusta y de tanto que resuena te la acordás, después la tocás y la bajás a una guitarra, sumás una letra y algún rastro de esos temas que tantos te gustan que te quedan, es la música que te gusta, por eso lo hacés. Y así surgen los temas.

- Y al haber estado el disco tanto tiempo esperando por salir, ¿Compusieron cosas nuevas?

Santiago: – Por supuesto. De hecho los temas del primer disco son temas que hicimos mucho tiempo atrás. Tenemos material para cerca de tres discos.

Ezequiel: “Siempre que tocamos hay repercusiones positivas de lo que hacemos”

- ¿Qué diferencias ven entre estas nuevas composiciones y las que van a salir en el disco?

Santiago: – Tal vez la duración puede ser uno de los factores. Los nuevos temas son más largos. Igualmente no hay muchas diferencias.

Ezequiel: – Ni siquiera hay tanta copia de lo nuestro. Siempre es algo nuevo. Creo que nuestros temas tienen la característica de que somos tres compositores y eso le da como un espectro sonoro y compositivo que es difícil de imitar siendo una sola persona la que compone, porque una sola persona siempre va a caer de alguna manera en lo mismo, en su propio gusto. Y además, uno canta un tema de nosotros, el otro lo canta otro, va variando, tienen diferentes matices. No suena todo igual Mariscal. Ni siquiera el disco. Seleccionamos lo mejor que tenemos para mostrar. Para el día de mañana quedan pendientes, o habrá nuevos, según lo que se requiera.

Santiago: – Está bueno que haya varios compositores. En la mayoría de los grupos no pasa y en el nuestro si, y está re copado. Y tenemos un buen arsenal con mucho “ammo”.

- Si se puede hacer un paneo general para el recién llegado, ¿De qué hablan las letras de Mariscal?

Santiago: – Hablan de ser libre, de valores. En algunos hablamos de chicas, obvio, y nos encanta. Pero algunas hablan de libertad, de relaciones. No es nuestra prioridad ser románticos.  Hablamos más de lo que vivimos. Por ejemplo, un tema que se llama Tan Mal, me siento medio cabreado, me prendo un faso, voy a jugar a los videojuegos. Son bastante empíricas alguna de las cosas que tenemos. Se podría decir, entonces, que hablan de rock. Son temas que hablan de rock y de viviencias.

Ezequiel: – Y algunas fantasías e historias.

Santiago: – Si, historias locas que se nos ocurren (risas). Como la de Remiseitor, que no está en el disco, es una historia del futuro. De los robots, nos encantan los robots. Hablar de un corazón de hojalata. Algunas letras hablan de ciencia ficción.

- Hace poquito estuvieron en ESPN y en CM, ¿Cómo repercutió esta presencia en los medios?

Ezequiel: – Como medio es eso, un medio para llegar a las masas, a la gente y que te conozcan. Que te conozcan y se interesen. De esa manera te vas comunicando. Vas mostrándote, que sos, que hacés. Y la gente elige, si les gusta o no les gusta. Pasa que al fin y al cabo a todos les gusta (risas).

Santiago: – Nosotros también tocamos para la gente, para que tengan una buena fiesta. Que no se bajoneen, que se sorprendan y puedan vivir todas esas cosas que da el rock. Y gracias a la gente lo podemos hacer. A la gente le debemos todos, porque se gastan en aplaudirnos y decir “que lindo que estuvo”.

Ezequiel: – Para nosotros es muy importante que la gente se vaya feliz, muy copado. Que la pasen bien.

Santiago: “A la gente le debemos todo, porque se gastan en aplaudirnos.”

- ¿Y a ustedes personalmente como les resultó?

Ezequiel: – La verdad que buenísimo, muy gratificante. Es sentir que lo que estás haciendo no es en vano. Es como seguir un tren. Estás arriba y te va llevando por algún lado y vas parando y es lo que hay que hacer. Pasarla bien, porque la pasamos bárbaro. Sentirnos bien, no podemos hacer otra cosa. Estar contentos con el presente que tenemos. Obviamente apuntando a mucho más.

- ¿Cuál es su objetivo?

Ezequiel: – Hasta Lady Gaga no paramos (risas). Tocar, tener giras, lo máximo que pueda aspirar un músico. Estar en los medios.

Santiago: – Tener giras y llegar hasta lo más alto.

Ezequiel: – Si, lo más alto y que tu música se escuche en todos lados. Que te contraten para el SuperBowl  o en los Juegos Olímpicos, como Arctic Monkeys (risas).

- ¿Y algún escenario que quieran tocar?

Santiago: – No se, a mi me gustaría River, porque tocaron tantas bandas copadas… Algún día, con mucho esfuerzo se puede llegar. Es un buen lugar.

Ezequiel: “Lo bueno es que por donde tocamos podemos volver, no nos cierran la puerta.”

- Me contaron que estuvieron tocando en Azul, por ejemplo. ¿Cómo es llevar su música a otros lugares?

Ezequiel: – La gente lo recibe muy bien. La gente de provincia tiene muy buena onda, está abierta a escuchar. Hay gente que dice que son cerrados y que hay mala onda con los porteños, pero si la música está buena, si vos vas a tocar para que ellos disfruten no tienen por qué no disfrutar, van a disfrutar. En particular en Azul, tenemos un trato especial, es como nuestra segunda ciudad. Ya tocamos un par de veces ahí, nos conocen un poco, entonces siempre somos muy bien bienvenidos. Siempre con buenos tratos.

Santiago: – Buenos tratos, calidez y buenos host, amor.

Ezequiel: – En Tandil estuvimos por primera vez y hubo, también, super buen feeling. La gente se re prendió, se re coparon. Hicimos lo mismo, covers, temas nuestros, todo mechado. Y la vas pasando bien, está bueno, la gente se copa. Vamos a volver. Lo bueno es que por donde tocamos podemos volver, no nos cierran la puerta.

- ¿Cómo preparan los próximos shows?

Ezequiel: – Bien, vamos a estar este jueves en Freakman, el viernes en The Roxy Los Arcos y el viernes en R9 Rock Café de Maschwitz. Y los preparamos una hora antes del show (risas).

Santiago: – Ya ensayo tenemos…

Ezequiel: – Si, no el mismo show porque nos aburre. Tenemos un abanico de posibilidades para ir cambiando temas, ir variando un poco para no caer en la monotonía. Y en Freakman un show con amigos, con gente de ahí que somos todos amigos. Seguramente toquemos nosotros, después zaparemos, se va a subir quién sea. En el Roxy va a ser más fiesta, vamos a estar animando, vamos a estar tocando con Juana la Loca. Y bueno, varios covers vamos a hacer ahí, para que la gente baile, que sea una fiesta. Y en el Road más temas de Mariscal. Es para gente que va a estar cenando, más tranquilo. Es un muy lindo lugar, donde se juntan motoqueros.

Santiago: – Es como un museo de motos viejas manejado por tipos re copados y ahora abrieron un escenario. Vos entrás al bar y es como una gran bóveda, que pusieron el escenario arriba. Y creo que va a estar muy bueno. Como decía Ezequiel es muy cálido el lugar y muy copada la gente.

- Estuvieron tocando también en la reapertura de The Roxy Los Arcos. ¿Cómo estuvo ese show?

Santiago: – Estuvo espectacular. Era un día de lluvia zarpado, había truenos, todo.

Ezequiel: – Diluvió desde las 11 y a las 2 de la mañana no había nadie. Nosotros estábamos muy ansiosos porque pensábamos “no va a venir nadie, que bajón”.  Y de repente, en 20 minutos, explotaba. Eso nos da la pauta que las personas van o no van, llueva o no llueva. No hay estimación.

Santiago: – Estuvo buenísima la reapertura y ahora hablando de reaperturas tocamos en la reapertura de Makena. Lo hicieron más grande y nos llamaron para tocar, re copado.

Ezequiel: – Si, con La Mancha de Rolando y los Jóvenes Pordioseros.

- ¿Cómo se viene el futuro para Mariscal?

Ezequiel: – Apenas salga, el futuro es promocionar el disco, moverlo por radio, tele y seguir tocando. Tocar más y en más medios. Conquistar al mundo (risas). En un futuro, por ahí para el año que viene, estaremos pensando en el segundo disco o hacer algo más de producción. Y, sobre todo, seguir viviendo el rock como lo estamos viviendo pero más grande y a mayor escala. Que lo pueda escuchar más gente. Mejorando todo, los instrumentos, los lugares. Que la maquinaria siga evolucionando y que nunca pare.

- La última. Teniendo en cuenta el gran crecimiento que tuvieron en este último tiempo, ¿Qué le recomendarían a alguien que está recién empezando su banda?

Santiago: – Que sean muy autocríticos. Que cuando se miren al espejo o graben lo que estén grabando que sean críticos. Porque ese material te va a definir, es lo que vas a dejar. Y que confíen en si mismos y en su criterio.

Ezequiel: – También que se asesoren con otras personas, que se armen como equipo. Que te rodees de gente que quiera ser de tu equipo, que te va a prestar un punto de vista distinto. Porque excederse en la autocrítica tampoco es bueno. Y tocar y tocar y conocer gente, tener contactos.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, promedio: 5,00 de 5)