Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Las cintas perdidas de John Lennon

Jueves, enero 6, 2011 | Nota Destacada | Por Nonfreaks
Las cintas perdidas de John Lennon

Se dieron a conocer audios inéditos. (FOTO: WEB).

Tras 30 años, Rolling Stone difundió el audio completo de lo que fue la última entrevista del autor de Imagine quien sería asesinado solo tres días después.

Por: Sergio Iervasi.

Con el lanzamiento de “Double Fantasy”, John Lennon volvía a la vida pública tras un tiempo prolongado de ausencia. Con motivo de este regreso, la revista Rolling Stone le realizó en diciembre de 1980 una entrevista que jamás llegó a publicar. El 8 de diciembre, tres días después de la nota, Mark David Chapman lo asesinaba frente a su casa.

Sólo un breve extracto de aquella nota sirvió para su obituario y el resto, jamás transcripto fue perdido en el tiempo.

Tres décadas después, la revista decidió sacar a la luz aquel tesoro histórico-musical y publicó un extracto con las mejores frases del ídolo:

  • “En toda mi carrera, sacando las aventuras de una noche con gente como David Bowie y Elton John, sólo elegí trabajar con dos personas: Paul McCartney y Yoko Ono. Yo traje a Paul al grupo original, The Quarrymen, él trajo a George, y George trajo a Ringo. Y la segunda persona que me interesó como artista, como alguien con quien podía trabajar, fue Yoko Ono. No elegí tan mal.”
  • “Nunca dije que tenía el alma pura, ni las grandes respuestas. No puedo ponerme a la altura de las expectativas que la gente tiene de mí: son ilusorias.”
  • “Todos somos muy egoístas, pero creo que los así llamados “artistas” son completamente egoístas. Pensar en Yoko, en Sean, en el gato o en cualquier otra persona que no sea yo, con mis subidas y bajones y mis problemitas, es algo que me genera tensión. Por supuesto, tiene sus recompensas y te da alegría, pero igual.”
  • “De lo que me di cuenta cuando leí Lennon Remembers [la legendaria entrevista de John con Jann Wenner, de 1970] o la entrevista nueva de Playboy [realizada por David Sheff entre el 8 y el 28 de septiembre de 1980] es que me la paso quejándome de lo difícil que es componer o de cuánto sufro cuando escribo, al punto de que cada canción que compuse fue una tortura.”
  • “A mí no me interesa que me sigan pequeñas élites que me reverencien. Me interesa comunicar lo que quiero decir de la manera más amplia posible y, según lo veo yo, el rock and roll es eso.”
  • “No digo que el éxito como artista famoso y estrella no esté bueno, y tampoco digo que está buenísimo. Lo que nunca nadie entendió de “Working Class Hero” es que en realidad era una ironía, no tenía nada que ver con el socialismo, lo que significaba era: “Si querés recorrer ese camino, vas a llegar adonde yo llegué, y vas a ser esto”. Porque tuve éxito como artista, porque fui feliz e infeliz, porque fui desconocido en Liverpool y en Hamburgo y fui feliz e infeliz. Pero Yoko me enseñó en qué consiste el verdadero éxito: el éxito de mi personalidad, el éxito de mi relación con ella y el chico, mi relación con el mundo… y en ser feliz cuando me despierto. No tiene nada que ver con que el rock sea una maquinaria o no.”
  • “¿Qué mierda les pasa? Sólo les gusta la gente cuando se está yendo para arriba, y cuando llegan ahí no les queda otra cosa que cagarles encima. Yo no puedo irme para arriba de nuevo. Lo que quieren son héroes muertos, como Sid Vicious y James Dean. No me interesa ser un fucking héroe muerto. Así que olvidate, olvidate.”
  • “Sí, cualquiera puede imitar a Ginsberg; y conste que a mí Ginsberg me gusta. Pero yo prefiero podar toda la retórica e ir directo al grano. Siempre intenté hacer eso, salvo en casos ocasionales como “I Am the Walrus”. No me interesa describir un árbol. Me interesa treparme al árbol o en todo caso sentarme abajo.”
  • “No fuimos los primeros en decir “imagínense que no existen los países”, o “denle una oportunidad a la paz”, pero al menos llevamos la antorcha, como la antorcha olímpica, pasándola de mano en mano, de país en país, de generación en generación… Esa es nuestra tarea.”
  • “Quería ser un duro como James Dean todo el tiempo. Tuve que luchar mucho para dejar de comportarme así, y a veces todavía caigo en eso cuando me pongo nervioso o me siento inseguro. Vuelvo a caer en esa pose de chico callejero, pero me fuerzo a recordar que nunca lo fui en realidad”.

Así pensaba, así vivió. Este hombre fue John Lennon.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)