Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Kapanga y Karamelo Santo enfiestaron la noche de Groove

Sábado, febrero 1, 2014 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Kapanga y Karamelo Santo enfiestaron la noche de Groove

Kapanga repartió sonrisas en Groove (FOTO: GENTILEZA JIMENA CARRIZO).

Reviví lo que fue el After Office Clandestino del miércoles 29 de enero, donde estuvieron tocando Kapanga y Karamelo Santo en Groove a través de esta cobertura.

Cobertura por: Guido Garófalo.

Cuando dos amigos se juntan, el resultado siempre es un festejo. En este caso, los que se encontraron fueron Kapanga y Karamelo Santo y la fiesta una Clandestina en Groove.

Bajo esta premisa y con esta idea en mente, desde muy temprano el público de ambas bandas colmó el recinto el miércoles 29 de enero. Tanto es así, que a la hora de comenzar el primer show, el local de Palermo estaba casi completo.

Pero el set de los de Piro Rosafa estuvo lejos de ser simplemente uno de telonero. Durante la hora y minutos que estuvo en escena, Karamelo Santo demostró todo su potencial de banda convocante, invocando varias de sus gemas ya clásicas. Parte de este asentamiento que ya disfruta la banda se pudo observar, justamente, en la gente que coreó cada una de sus canciones.

Sin embargo, según el cartel, el plato principal sería Kapanga, que tendría la dura tarea de llevar adelante su recital con el escenario prendido fuego. Este desafío sería superado con creces y la felicidad que siempre generan los del Mono y la fuerza de sus canciones.

Antes de continuar con la reseña, es importante destacar que esta Clandestina, al ser catalogada After Office, no contó con sus payasos del Circo Clowndestino, lo que hizo “duras” cada una de las esperas. Igualmente, y casi como si sus espíritus estuvieran presentes, entremedio de ambos shows hubo repartija de cervezas para los sedientos espectadores.

Ahora sí: Kapanga y su tarea de no repetirse con tantos shows en su agenda. Esta fue una noche donde se notó que tanto público como banda se encuentran más adaptados a las canciones de “Lima”, que ya suenan afiladas como clásicos. Además, obviamente, también sonaron esos temas que nunca faltan en un set de los quilmeños: Ramón, Me Mata, El Universal, El Albañil y un largo etcétera.

Si la preocupación de los “kapangueros” es intentar seguir a sus músicos favoritos y que cada recital de ellos sea único e inigualable, la magnífica comunión que existe dentro de los recintos donde tocan hace que esto suceda automáticamente. Ya sea con los habituales saltitos del Mono, su máscara de Caballero Rojo, sus mentirosas frases de “nos vamos”, los invitados y el magnífico pogo; hasta con las peculiaridades: en esta ocasión, un hombre aprovechó para pedirle matrimonio a su futura mujer y hubo devolución de una billetera perdida en vivo.

Con todo esto y tras haberse ido realmente del escenario por unos minutos, Kapanga quemó sus últimos cartuchos en los bises y tras alrededor de dos horas de show, El Mono Relojero con los músicos de Karamelo Santo de invitados. Algo que se podía esperar desde la concepción de la fecha pero que igualmente resultó fresco y atractivo.

De esta forma, solo quedó tiempo para disfrutar la música del DJ de la fiesta, mientras tímidamente la gente se retiraba de Groove. Hubo fuego y magia de la mano de dos grandes bandas amigas y, según se comprobó esa misma noche, muy convocantes. Ojalá que se repita.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin votos)