Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Groove de Nos

Domingo, febrero 2, 2014 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks

Roberto Musso también cantó sentado… ¡porque sí! (FOTO: GENTILEZA WADALUPE AYELÉN).

Cobertura del show que dio el Cuarteto de Nos el viernes 31 de enero en el boliche porteño Groove, ante una multitud de fanáticos que agotó todas las entradas.

Cobertura por: Lisandro Machado.

La noche del viernes 31 de enero prometía mucho. En la puerta de Groove, una multitud aguardaba para entrar al recinto para ver al Cuarteto de Nos y, de paso, refugiarse un rato del calor del verano (aunque no fuera por más de unos minutos antes de que se calentara con calor humano). Y cuando se dice mucha gente, es MUCHA gente: la cola armada en la previa del show realmente resultaba inédita para ese local.

Ya con todo el mundo adentro, las ansias tuvieron que ser apaciguadas por música del DJ del lugar por eternas dos horas, que de esta forma pasaron más rápido y menos tormentuosas que si hubieran sido en “silencio”. Llegadas las 21, las luces se apagaron y los músicos salieron a escena.

A fuerza de sus rimas y con mucho pogo en devolución, el Cuarteto de Nos afianzó su unión con el público argentino, aprovechando la ocasión para abrir otro año prometedor y anunciar lo que será su gran fecha del 2014: el 15 de mayo en el Teatro Gran Rex.

Más allá de todo elogio, las canciones (que ya suenan afiladas, incluso las de “Porfiado”) fueron las obvias y el grupo no apuntó a temas previos a su disco despegue “Raro”, exceptuando un pequeño enganche de El Putón del Barrio en el final de Así Soy Yo. Sin embargo, el show fue entretenido y cada tema sonó como clásico, desde Invierno del 92 hasta Breve Descripción de Mi Persona.

No hay que dejar de recalcar que con casi dos años de salido, la última placa ya suena como parte de la discografía clásica, logrando meter temas en la lista que son recibidos con la misma fiesta que todos los previos. De esta forma, Cuando Sea Grande, Enamorado Tuyo y No te Invité a mi Cumpleaños ya son coreados de forma completa. Incluso se sumó al juego Todos Pasan por mi Rancho (con Roberto Musso solo en el inicio y luego acompañado por sus compañeros), previas preguntas ya respondidas con naturalidad con las frases “¡Porque Sí!” y “¡Porque No!”.

Con todos estos condimentos, las casi dos horas de show fueron muy llevaderas y disfrutadas por los miles de fanáticos, hasta llegada la hora de retirarse del escenario antes de los bises. Entre medio de las dos partes, también hubo tiempo para un clásicos: tirar aguas al público sediento. Y, luego, el final: Buen Día Benito y los clásicos Yendo a la Casa de Damián y Me Amo fueron las elegidas para cerrar el recital. De esta manera, y casi sin despedirse (los músicos jugaron con un solo eléctrico de todos los instrumentos y se fueron sin mediar palabra), el Cuarteto de Nos dejó el escenario y dijo un breve chau, hasta la próxima ocasión.

Ahora habrá que esperar hasta mayo para verlos por primera vez en el Gran Rex, con la esperanza de que decidan apelar más a las canciones más viejas, sin desperdiciar los nuevos clásicos. Por el momento, su parada en Groove fue más que aprobada y su unión con el público porteño afianzada una vez más.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)