Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Festival Rock y Reggae: Día 2

Domingo, diciembre 16, 2012 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Festival Rock y Reggae: día 2

La Vela Puerca estuvo a cargo de cerrar la segunda jornada del festival (FOTO: NICOLÁS SESTA).

El sábado 8 se celebró el segundo día del Festival Rock y Reggae. Con un Malvinas Argentinas lógicamente colmado, el cambio de grilla polémico y repentino regaló a fanáticos y afortunados un despliegue contundente, donde artistas consagrados se brindaron con la holgura propia de fin de año.

Cobertura por: Javier Esteves.

A las 20 y pelito, Las Manos de Filippi, encabezados por Hernán “Cabra” de Vega (Voz y lírica), se hizo de las tablas bajo la pauta bramada en Cutral-Co (“Arriba las manos, esto es el Estado”, 1998): “Hay que matar al presidente”. Vistiendo de dulce colegial –disfraz reminiscente al de Angus Young, violero de AC/CD- el Cabra no se privó (una vez más) de regalarnos su histrionismo espasmódico, donde, ora bailando al son del bombo, ora erigiendo un monumento a los peores alumnos de educación física;  el quiebre de rodillas, los brazos emulando manivelas, y los ojos cerrados reboleando la cabeza, conjugaron esa danza que entretiene incluso al sordo.

Éxitos como Organización (“Hasta las manos”, 2002) –secundada por los vientos de I will survive-, Las tetas de Batato (“Fiesta Señores”, 2004), I.P.H.G y Latino, se sucedieron precipitadas bajo la tutela de constelaciones lumínicas y humeantes, que tanto configuraron el clásico “túnel blanco” hacia la muerte, como impactantes auroras violáceas que potenciaron –meteorológicas- cada estrofa de protesta e indignación poética (derrotero que redundó en el himno guerrillero: Sr. Cobranza).

Con la noche cerradísima y en microondas, el público aclamaba a la Bersuit. El corito preferido era: ta ta tá (Palmas), ¡Bersuti!

La formación- hoy encabezada por Daniel Suárez y Germán Sbarbatti (Voces)- aun convaleciente por la salida de Gustavo Cordera (ex cantante), lanzó este año “La Revuelta”, disco en el que participaron Andrés Calamaro, Vicentico, y hasta “Chano” Moreno Charpentier (frontman de Tan Biónica).

Conscientes de la perturbación que generó el baraje de agendas, tanto Suárez como Sbarbatti tomaron micrófonos y posición –la banda, de fondo, humilde, se acomodaba sin saludar mucho- pidiendo disculpas; felicitando a Las Manos –principal damnificado- por su show; y reivindicando a todos “los bersuiteros” que –aun sin Cordera- siguen volviendo.

Cambiar el alma, corte difusión del último álbum, sonó con la fuerza de la redención. “No estoy muerto, ni estoy enterrado vivo (…) No estoy loco, solamente algo mareado”, repitió el dúo S-S como mantra y primoreo.

Dios te salve (segundo video clip oficial del susodicho cd) impactó en tres tiempos: primero, por lo sabroso de la lírica; segundo, por el agradecimiento a Romina Gaettani (actriz, sex symbol argentina y protagonista del clip) quien se encontraba entre la audiencia –centenares de cabezas se movían cual suricatos rastreando-; tercero, por la prohibición ejercida sobre el corto, donde se trata –explícitamente- la devoción por el cannabis (sí, increíble).

Canción de Juan, ZI Zi Zi, y Afónico fueron el contrapunto hacia la antología bersuitera: El viejo de arriba (“Hijos del culo”, 2000) y La Argentinidad al palo (Homónimo, 2004) brillaron, saciaron y corearon, únicas representantes del pasado, consecuencia -tal vez- de vaya a saber uno qué litigio sobre derechos intelectuales.

La Vela Puerca se encargó de darle cierre a tal frutilla de fecha. “Sobre la sien”, primer corte de “Piel y hueso CD I” (2011), inició el reguero discográfico que encadenó, luego, temas como Haciéndose pasar por luz (“A contraluz”, 2004), Doble Filo, Sanar (“El Impulso”, 2007) y Se despierta.

Un tramo acústico englobó a Mi semilla (“La Vela Puerca”, 1999) y Sigo Creyendo. Canciones como Para no verme más y De Atar se sucedieron entre humores (y lírica) esquizoides. Llenos de magia, Zafar y Va a escampar (Esas que-queremos-todos) hicieron tangente y final feliz; sprint último que refrescó la noche con sonrisas, tras un cokctail rioplatense que supo a gratis.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)