Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Energía y frialdad, de la mano de los Red Hot

Lunes, septiembre 19, 2011 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks

Energía y frialdad, de la mano de los Red Hot

El Pepsi Music 2011 tuvo su apertura con los Red Hot Chili Peppers, en River Plate. (FOTO: MACARENA MACHADO).

Los Red Hot Chili Peppers abrieron el Pepsi Music 2011, con un show que hizo vibrar al Estadio River Plate, con un gran juego de luces y con un público muy activo, pero con una extraña frialdad de los músicos.

Cobertura: Lisandro Machado y Macarena Machado.

El pasado domingo, 18 de septiembre, el Pepsi Music 2011 tuvo su tan esperada apertura, de la mano de los californianos de los Red Hot Chili Peppers, acompañados de tres bandas que actuaron de apertura.

Ya desde muy temprano, estuvieron calentando las tablas Jauría y Massacre, agregándole el tinte nacional de la primer fecha. Los de Ciro, aprovecharon a mostrar el material de su disco debut (acompañados en un tema por Wallas, que actuó de Austin), mientras que los skate-rock mostraron tanto clásicos como temas nuevos.

Luego, llegaría la primer banda internacional: Foals. Estos, que iban a tener su propia fecha en La Trastienda (la cual fue cancelada), estuvieron mostrando su último disco, “Total Life Forever”, además de mechar mucho de su exitosísimo “Antidotes”. Luego de una hora de show, dejaron el escenario, mientras se acercaba el plato final.

Y, finalmente, pasadas las 21.00, apareció la atracción de la fecha: Red Hot Chili Peppers. Con el nuevo Monarchy of Roses, y el clásico Can’t Stop, se estableció la pauta de lo que sería el recital. Mucho de “I’m with you” (entre los que brillaron Dance Dance Dance y Factory of Faith), y también bastantes temas viejos de la talla de Under the Bridge, Otherside y Dani California.

Un párrafo aparte merece el juego de luces, muy bien logrado. A su vez, las pantallas actuaron en paralelo con este, mezclando colores con la filmación de los músicos tocando, además de memorables animaciones.

En cuánto a lo musical, el show brilló por grandes improvisaciones musicales, dejando espacio para que Flea y Chad Smith solearan. Pero, y es en donde flaqueó el recital, lo que sorprendió fue la tibia relación banda-público. Los músicos le dejaron poca participación a la gente, con apenas una base para el clásico “olé olé”, y algunos pocos intentos del bajista por hablar en español (la única palabra de Anthony Kiedis derivó en la dedicación “Esta canción es para (sic)”).

Tras poco más de una hora, la agrupación tocó Higher Ground, Californication y By The Way, para retirarse momentaneamente. Luego, volverían para los bises: un sólo de batería, Dance Dance Dance, Parallel Universe y Give it Away.

Y con la energía a pleno y sin previo aviso, el show terminó. Kiedis se retiró antes de finalizada la última canción, y luego sus compañeros lo acompañaron, sin palabra alguna. Nuevamente, sólo Flea aventuró un grito en el micrófono, que dió a entender que el recital había llegado a su fin. Ningún saludo formal (no se escuchó ningún “chau”), y una despedida que rozó lo bochornoso e hizo que mucha gente sintiera profunda decepción.

El Pepsi Music 2011 tuvo su apertura, con un gran show de los Red Hot Chili Peppers, banda que, sin embargo, no mostró afecto por el público y una lista que dejó afuera muchos grandes temas (sólo como ejemplo, Suck my Kiss, Snow y Around the World).

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (12 votos, promedio: 3,17 de 5)