Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Cuatro Varas: “Una fecha positiva es aquella donde dejamos algo”

Viernes, enero 25, 2013 | Entrevistas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Cuatro Varas: "Una fecha positiva es aquella donde dejamos algo"

Martino Gesualdi se encuentra presentando su nuevo material con Cuatro Varas.

Cuatro Varas acaba de lanzar su tercer disco, “Viento a Favor”. Por este motivo, Martino Gesualdi (trombonista, también, en Dancing Mood y Nonpalidece) habló sobre este y otras cosas.

Entrevista por: Lisandro Machado.

Martino Gesualdi es un trombonista que participa en muchos proyectos. Conocido por formar parte de Nonpalidece y Dancing Mood y haber estado en Karamelo Santo y Un Kuartito, en la actualidad se encuentra lanzando el tercer trabajo de su propio proyecto, Cuatro Varas. Por este momento, le cedió parte de su tiempo a Nonfreaks para repasar de que se trata esta banda:

- ¿Qué me podés contar de “Viento a Favor”, su último disco?

- Es un disco bastante hegemónico musicalmente, porque no tiene tantos saltos como los anteriores que había más música latina y brasilera. Este tiene cosas de ska, de funk, de soul y de reggae, pero como no se mueve de eso es más homogéneo. Tiene también un sonido más arriba porque está grabado con batería, siempre con el trombón bajo respetando el bajo de la banda, más batería, percusión y guitarra. También hay músicos invitados, teclados, órganos, hammond, trompeta, saxo y flauta. Además hay un tema cantado, que en los otros discos no había (En este grabamos un tema de Otis Redding popularizado por Aretha Franklin, Respect).

- ¿Cómo fue la producción del disco?

- La producción me tuvo a cargo a mí. La elección de los temas fue hecha por todos, ya que los 4 trombonistas llevamos arreglos y el guitarrista también. Pero artísticamente lo produje yo con ayuda de Claudio Herrera y Juan Pedro Legui (un amigo que toca en la Zimbabwe ahora). Y lo sacamos con Junco, el sello de Nonpalidece (banda en la que yo toco). Eso me lo propusieron hacerlo de una forma de amistad, porque con otra compañía no la hubiera sacado porque no es el objetivo de la banda. No me interesa llevarle el disco a alguien para que después vea que cuando no gane guita quede encajonado y encima no sea dueño de mi disco.

- ¿Cuál fue su objetivo a lograr con este disco?

- Nada (risas). El propósito en sí es seguir mostrando lo que se puede hacer con un grupo de trombones. Nosotros comenzamos siendo un cuarteto de trombones, no teníamos ni percusión. Nos juntábamos a estudiar (teníamos el mismo profesor, Carlos Ovejero) y a hacer arreglos de música clásica. Después nos empezamos a juntar en nuestras casas o en plazas a hacer temas que nos gustaban a nosotros, hacer arreglos de jazz, después arreglos nuestros de reggae. Se fue dando naturalmente, no fue una banda pensada. Después grabamos el segundo disco, pasaron 3 o 4 años con cambio de integrantes. Pero bueno, buscábamos que es lo que se puede hacer con cuatro trombones. Todos tenemos nuestros trabajos y grupos que no nos permiten tocar siempre con Cuatro Varas, pero tenemos cosas pedagógicas y didácticas ya que tocamos en encuentros de metales, tocamos para chicos. Entonces lo que tiene la banda es esa versatilidad, que tampoco fue buscada. Lo bueno es que está bueno.

“Todos esos lugares donde uno pueda participar y sienta que sirven van a ser bienvenidos y me mueven más”.

- ¿Cómo preparan los shows de Isla Verde Reggae y la presentación del disco en The Roxy?

- Van a ser bastante parecidos. Básicamente vamos a presentar los temas del disco nuevo y por ahí en el encuentro internacional vamos a tocar temas viejos que están buenos mostrar en esos ámbitos. Y en la presentación el disco entero y algunos temas más reggae o ska teniendo en cuenta que es una fiesta.

- Vos formas parte de Dancing Mood, Nonpalidece y muchos proyectos, además de que los otros integrantes también tienen muchas bandas. ¿Cómo hacen para distribuir su tiempo para todo eso?

- Generalmente no es un problema. Primero porque no tocamos mucho y hacemos cosas copadas. Aparte, cuando hay cosas copadas podés priorizar. Si tocás todo el tiempo quizás no podés hacerlo, pero por eso tratamos de no hacer fechas siempre con Cuatro Varas sino de priorizar las más importantes y cuando tengamos el tiempo de hacerlas y principalmente que no nos desgasten. Y también surge que hay fechas que no puede venir algún trombonista y viene algún amigo, porque las partituras están escritas y la cosa sigue. Eso yo lo valoro mucho y me gusta mucho compartir mi tiempo con la gente que lo hago. La respuesta es que se puede, hay que buscar los espacios.

- ¿A dónde querés llegar con Cuatro Varas?

- Yo no puedo diagramar todo lo que va a estar en el próximo disco, a pesar de que siempre se me ocurren cosas. Me parece que el objetivo es seguir tocando y no quedarnos en un solo género. Por ahí para el próximo se me ocurre hacer toda música latinoamericana o colombiana o bossa-nova y lo podemos hacer tranquilamente. No sé qué va a pasar, pero por lo pronto quiero disfrutar este disco. Igual ya tenemos arreglos nuevos que vamos a hacer porque si no nos aburrimos. Si nos juntamos y hacemos siempre los mismos temas nos vamos a aburrir (risas). Viendo que surge, seguramente cosas buenas.

“Una vez que tuve el disco en las manos valió la pena todo el desgate”.

- ¿Cómo es un vivo de la banda?

- Generalmente la pasamos muy bien. Son divertidos los shows, bastante descontracturados. Antes era más formal, mirando las partituras y en lugares y con repertorios más formales. Hoy por hoy es distinto. El último show que hicimos fue en un centro cultural de Necochea donde la gente terminó bailando y pidiendo otra, una fiesta. Me asombra a mí mismo, porque cuando empezamos era más estructurado y ahora podemos tocar en un boliche o en un teatro. Hay que venir a verlo. Aparte somos muy amigos, no hay rollo, somos muy relajados.

- ¿Cómo se sostiene una banda siendo 7 integrantes?

- A mí no me parece que seamos tantos porque en todas las otras bandas que toco somos más. Y ahora para la presentación vamos a invitar a todos los invitados del disco por lo que vamos a ser más todavía. La llevamos bien. Como te decía, cada uno tiene su reemplazo y la cosa sigue. Fue más desgastante el proceso del disco porque llevó muchas horas. Pero quedé contento con el resultado final. Una vez que tuve el disco en las manos valió la pena todo el desgate.

- ¿Cómo eligen los temas a reversionar?

- Cada uno elige el tema y lo lleva. De hecho quedaron muchos afuera porque cortaban con la onda que tenía. En los anteriores era mostrar lo que se podía, en este disco sabiendo lo que se podía hacer. Después no sabemos lo que va a pasar. En vivo vamos a ir tocando lo que nos parezca.

“El propósito es seguir mostrando lo que se puede hacer con un grupo de trombones”.

- ¿Qué balance podrías hacer de 2012 para Cuatro Varas?

- Muy lindo porque se grabó un nuevo disco, que desde 2007 que no se hacía. Y en cuanto a fechas estuvo bueno porque, si bien no se tocó mucho, todas fueron muy positivas. A nivel convocante también, pero desde otro ángulo. Una fecha positiva es donde dejamos algo. Y ahora se viene un año con un poco más de querer mostrar este nuevo disco y ver que surge.

- ¿Y en cuanto a vos personalmente?

- Terminé el año quemado (risas). Quemado pero contento, porque hago lo que me gusta entre Cuatro Varas, Dancing Mood, Nonpalidece, mi laburo de docente y todas las demás cosas que he hecho y grabado. Fue demandante, mucha actividad. De los más movidos que he tenido, pero hice todas cosas que me gustaron. Espero que pueda seguir haciendo lo que me guste.

- ¿Cómo te resultó la participación con Dancing Mood en el Festival del Estudiante Solidario del 8 de octubre en conmemoración de la tragedia de Santa Fe?

- Fue muy fuerte. Además se dio justo lo del flaco. Yo no había participado nunca, aunque sabía de la movida. En ese momento estábamos compartiendo alegría a raíz de una tragedia que surgió porque los pibes fueron a ayudar. Fue todo muy loco. Me gustaría seguir participando en eso y en todo lo que sirva para ayudar. Eso es lo que me gusta, todos esos lugares donde uno pueda participar y sienta que sirven van a ser bienvenidos y me mueven más que otras cosas. Y Ecos fue un antes y un después en la seguridad vial, ha cambiado mucho. Igual queda mucho por hacer y por eso hay que seguir yendo, participando y pidiendo justicia. Este año también estuvimos con Mariano Ferreyra, en la condena a los represores en Comodoro Py. Uno haciendo música instrumental parece que no hay mensaje, pero lo hay. La forma es esa, participando y haciendo acto de presencia.

- Teniendo en cuenta la cantidad de proyectos en los que participás y participaste, ¿Qué le podrías recomendar a alguien que recién esté empezando?

- Yo lo que recomendaría es que estudien. Para un instrumentista de viento es que estudie, porque no es fácil que suene afinado. Para una banda, que hay que relajarse mucho, porque hay mucha tensión y eso hace que surjan confrontamientos y eso deriva en que se separen (y está muy de moda separarse). Que lo hagan conscientemente y le dediquen tiempo a los instrumentos.

 

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)