Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

CRÍTICA: Él manda – Equisalcubo

Sábado, agosto 25, 2012 | Notas | Por Nonfreaks

Él Manda - Equisalcubo

Equisalcubo lanzó su segundo cd: “Él manda”. La banda integrada por Nico D’ Ark en voz (a lo Pergolini) y bajo, Hueso en batería y coros y Lyon en guitarra, presentó un trabajo elaborado, en donde cada tema cuenta con introducciones que fijan atmósferas. Lee toda la crítica acá.

Por: Ismael Garro Daian.

Equisalcubo lanzó su segundo cd: “Él manda”. La banda integrada por Nico D’ Ark en voz (a lo Pergolini) y bajo, Hueso en batería y coros y Lyon en guitarra, presentó un trabajo elaborado, en donde cada tema cuenta con introducciones que fijan atmósferas. Singular, este trabajo de rock y electrónica es un rejunte de buenas canciones y líricas potentes.

El cd comienza con Conexión, un buen corte. El verso atrapa, y cuenta con un plus: atrae por su letra sobre política. La guitarra hace un buen trabajo, con riffs originales: combina notas y genera acordes secos, duros. Conexión dio esa dosis de rock que es imprescindible en los inicios de un trabajo.

“Para mover la cabeza en una noche de descontrol”. Esa imagen genera Medio pulmón. Gran estilo tiene el verso, generado por el rapeo de D’ Ark y el acompañamiento de unos coros turbios, graves, sin olvidar los sonidos sintetizados de la guitarra. El estribillo baja la intensidad a su manera. Bien.

“Soy Lucifer” declara D’ Ark en Lúcido, una canción que cuenta con pasajes de ritmos africanos, rock, y un riff cuadrado, que se repite a lo largo del tema.

En Noche madre se baja la intensidad, aunque la guitarra siga con una distorsión al palo. Pero el verso es sombrío, y en él la guitarra se limpia. Estribillo emotivo, acompañado de sintetizadores: Noche madre es el quiebre del álbum.

La batería toma la rienda y el bajo se mueve bien, pero El segundo eterno no seduce, se hace
pesado. Uno de los temas más largos del álbum que pierde la energía al pasar los segundos.

El ritmo lento y las guitarras acústicas lo oficializan. Algo pasa tranquiliza, tiene buenos arreglos de sonido, pero estos aciertos no son bien acompañados con la mística del tema.

NDB (noche de brujas) levanta el ánimo. El destaque del tema se lo lleva la estabilidad y la pared que supieron formar los tres instrumentos. Ningún sonido por sobre el otro; compacto. “Una más”? Así lo piden.

“Busquenme en el sol” rezan en La reina. Al compararlo con los temas que lo preceden, no es de lo mejores. Simple y previsible.

Equisalcubo supo complementar los sonidos de las introducciones con una canción. Es la
mezcolanza esperada. A pesar de que la voz de D’ Ark en los lentos no concreta, El trip tiene una confluencia de sonidos que la hace especial, y vacía de brillantez en cuanto a textura: oscura.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)