Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Con Miranda! nada es imposible

Domingo, diciembre 19, 2010 | Coberturas, Nota Destacada | Por Nonfreaks

Con Miranda! nada es imposible

Ale y Juli llenaron sus gargantas de placer al cantarle sus canciones favoritas al público. (FOTO: BÁRBARA SCIUTO).

La gran banda del pop dio un concierto doble para despedir a full el 2010 en ND/Ateneo la noche del sábado 18 de diciembre.

Cobertura: Bárbara Sciuto y Macarena Machado.

Miranda! dejó en ND/Ateneo una noche para el recuerdo. No fue un recital más fue una fecha doble para despedir un 2010 que perdurará en la memoria de Ale y compañía por mucho tiempo por los éxitos obtenidos. De esta forma, la noche era de celebración y, de hecho, fue una fiesta.

Cuando las ansias del público no aguantaban más, comenzaron a oírse los acordes de Tu misterioso alguien y entre gritos, aplausos y llantos salió al escenario la banda tan esperada.

Globos de colores volaron en las primeras canciones y sumado al vestuario de los protagonistas, la noche empezó con todo. La iluminación tuvo un papel muy importante en todo el show. Lámparas de diferentes tamaños, reflectores blancos y de colores generaron un juego de luces que hizo a la escenografía brillar de la mano de las guitarras también iluminadas.

En la mitad de la noche todas estas luces se apagaron y fue el turno de los músicos de iluminarse para cantar. Primero Ale iluminó a Juliana y más tarde lo hizo consigo mismo.

Todos los discos a excepción de “Quereme” tuvieron su lugar en la noche del 18 de diciembre. Canciones viejas, para volver el tiempo atrás, cómo Romix, Imán, Tu Juego y Agua salieron de las voces de Ale y Juli, así como también estuvo presente el infaltable Don con el solo de Lolo, claramente incluido.

Cómo en cada uno de los recitales de Miranda!, Ale demostró su sensualidad con cada uno de sus movimientos: desde cómo agarraba el micrófono, las poses que hacía, hasta dónde ubicaba los carteles y prendas de ropa que los fans arrojaban.

Pero no demostró sólo eso, sino también el buen vínculo con sus seguidores: les dio la oportunidad de cantar acercándoles el micrófono, agarró varias cámaras y celulares para sacarles fotos a todos los integrantes de la banda e incluso se sacó una foto él mismo con todo el público de fondo.

Aunque los acomodadores del teatro se esforzaban por mantener a la gente en sus asientos, las ganas de estar cerca de sus ídolos los llevaba constantemente a las primeras filas amontonándose a los saltos, gritos y una euforia descomunal.

Ale hizo un pedido especial: “contágienme la energía que tienen para seguir esta noche. ¡A través de golpes 1, 2, 3, 4!” y así preguntándole a sus seguidores las edades, la voz del público y de los cantantes junto con los instrumentos generaban ‘golpes’ con conteo: empezó por cuatro golpes y terminó en 34 –la edad de Monoto-.

Ya se sentía llegar el final y así fue como Mentía cerró el espectáculo en el Ateneo. Se despidieron con sonrisas y deseando felices fiestas, dejando el escenario vacío: pero la gente quería más. Al coro de los clásicos “una más y no jodemos más” y “otra, otra, otra”, el público se hacía escuchar y valió la pena.

Miranda! volvió con una frase de Ale: “La segunda parte siempre es mejor, aunque suene careta” y melancólicamente comenzó a sonar Uno los dos, para luego seguir con Yo te diré, Contra la Pared y terminar con Tiempo. Ale se despidió cariñosamente y deseando que el tiempo (haciendo un juego de palabras por la última canción) siempre vuelva a juntarlos a él y a su público.

El telón esta vez se cerró por completo y definitivamente dejando a la gente satisfecha y orgullosa de sus ídolos por el 2010 vivido. ¡Salud!

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, promedio: 5,00 de 5)