Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Catupecu Machu: íntimo en Vorterix

Domingo, julio 15, 2012 | Nota Destacada | Por Nonfreaks
Catupecu Machu: íntimo en Vorterix

Catupecu con un público frenético.(FOTO:SOFÍA ESTEVES).

La banda liderada por Fernando Ruíz Díaz se presentó este viernes y sábado en el Teatro Vorterix, para dar un show interno por un lado y muy movido por otro. Reviví el show del sábado en Nonfreaks.

Por: Javier Esteves

Catupecu Machu se presentó ayer en el Teatro Vorterix en el marco de la gira “El Mezcal y La Cobra”, homónimo de su último corte de estudio. Íntimo, interactivo, retrospectivo, los liderados por Fernando Ruiz Díaz aprovecharon la moderada capacidad del lugar para generar un ambiente de living y orgía roquera.

Desde las 19.00, las puertas del Teatro se abrieron al público en general: un sábado gélido y oscuro suponía la llegada de la concurrencia recién sobre la hora de inicio. A las 21.00, tanto la pista central, como los balcones circundantes, se vieron colmados de seguidores. La lógica comenzaba a cumplirse.

Apenas levantado el telón, los acordes de El Mezcal y La Cobra, primera pieza del último disco retumbaron entre un público cosmopolita, desde cuyas remeras podía contemplarse la cronología y evolución del grupo oriundo de Villa Luro. Teatrales, movedizos, motoqueros, Ruíz Díaz (guitarra y voz), Agustín Rocino (batería), Sebastián Cáceres (bajo) y Martín “Macabre” González (piano y coros) sintetizaron la esencia del disco en la primera canción: el intento de mutar para superar un estilo es una historia en sí misma. Sin embargo, el siguiente tema, Confusión, coreada a viva voz, fue un single del álbum precedente “La simetría de Moebius” (2009). Los éxitos pasados lograban lubricar a los presentes.

Desde el principio, la composición (que resultó en descomposición) del playlist diagramado por Ruíz Díaz, dejaba en claro que aquella no era una presentación del disco; que el objetivo principal suponía potenciar las dimensiones del Teatro, sumada a la presencia de amigos y familiares en los balcones (entre ellos, la madre de Gustavo Cerati y la esposa del propio Ruíz Díaz), para condensar un show que en su júbilo y explosividad, significaran la libertad musical de un Ruíz Díaz presto a comportarse con la felicidad del niño y la lucidez del enfermo terminal. De esta manera, improvisación (basada en Persiana americana de Soda Stereo y Hablando a tu corazón de Charly García), camaradería (destacada la impecable participación de Alberto “el negro” García López en guitarras como parte de un mash-up entre Y lo que quiero… y Eso vive), y canciones a capella (complementadas con un juego de luces impactante y psicodélico); se unificaron para que clásicos como Aveces vuelvo, Magia-veneno, Dale y En los sueños fueran repasados por centenares de perfectos cromosomas que querían pisar sin el suelo.

¡Mira algunas fotos del show en la galería de Nonfreaks!

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)