Nonfreaks | tu forma de existir
Nonfreaks | tu forma de existir

Adiestradores de Moscas: “Nada nos puede limitar”

Jueves, julio 4, 2013 | Entrevistas, Nota Destacada | Por Nonfreaks
Adiestradores de Moscas: "Nada nos puede limitar"

Adiestradores de Moscas estará tocando el 6 de julio en el Teatro Goñi.

Entrevista con Nicolás Amato, guitarrista y cantante de Adiestradores de Moscas, antes del show del 6 de julio en el Teatro Goñi donde presentarán “Bienvenidos a Nuestra Oficina”, su disco debut.

Entrevista por: Lisandro Machado.

Cuando escuchás Adiestradores de Moscas o hablás con Nicolás Amato (guitarrista y cantante) te das cuenta que es una banda muy particular. Desde el nombre hasta las letras, hay un humor latente que se logra comprender. Y Amato da cuenta de ello y lo saca a la luz siempre. El 6 de julio van a estar tocando en el Teatro Goñi para presentar “Bienvenidos a Nuestra Oficina”, su disco debut. Antes de ello, Nicolás estuvo hablando con Nonfreaks:

- ¿Cómo es la música de Adiestradores de Moscas?

- Primero te cuento que el grupo está formado por batería, teclado y guitarra, no tenemos bajo ya que ese papel lo cumple el tecladista y eso nos da algo particular. Por otro lado, los tres cantamos pero hay uno de los chicos que rapea y yo hago cosas más melódicas así que así se genera algo más heterogéneo. Y en lo particular de la música no tenemos un estilo marcado. En la banda hay una apertura estilística bastante importante, pasando por funk, reggae, folklore y hasta carnavalito y eso tiene que ver con los gustos de todos. Otra cosa que funciona mucho en la banda, también, es el humor en las letras.

- ¿Por qué decidieron no incluir un bajo?

- Nosotros tocábamos antes en una banda de punk. Después de eso, intentamos volver a generar el proyecto y había una química entre nosotros tres que cuando pensamos en sumar un bajista pensamos que se podía romper. Entonces logramos suplirlo con el teclado y generamos otra sonoridad y otra búsqueda, pero se mantuvo una unión fuerte entre nosotros tres. Tenemos invitados siempre, pero no un bajo.

- ¿Y el nombre qué significa?

- Hay distintas versiones de eso (risas). Pero hay una que siempre decimos que es que cuando hablamos de adiestrar moscas, si bien siempre jugamos con eso, hay una idea de que es algo difícil. Entonces, como para nosotros siempre fue algo difícil desde armar la banda hasta encontrar los destinos nos pareció que estaba bueno. Y además que es un pie para jugar con el humor, con lo que eso implica y ya refleja algo que va a escuchar la gente cuando vea a la banda.

- ¿Cuáles son tus influencias?

- A mí me gusta todo, desde Frank Zappa (que es un nexo entre los tres) hasta el folklore, el jazz, el punk y siempre aparecen otras cosas. De nombres puedo decirte muchos, independientemente del estilo. Pero el referente siempre fue Frank Zappa porque si bien siempre hace todo con mucho nivel, siempre se ríe de las situaciones con las letras y otras cosas y logra una mezcla que siempre me pareció interesante.

- En su Facebook tienen como descripción la frase “las diferencias nos unen”. ¿Qué significa?

- Es que somos muy distintos pero siempre en cuanto a los gustos musicales y las búsquedas nos respetamos y disfrutamos mucho de lo que le gusta a los otros. El tecladista tiene mucha facilidad para rapear y a mí me encanta, por ejemplo.

- ¿Qué próximas fechas tienen programadas?

- El sábado 6 de julio vamos a presentar el disco en el Teatro Goñi con muchas sorpresas, con invitados, gente que va a bailar, proyecciones y otras cosas.

“No nos sentimos satisfechos sino que estamos buscando cada vez más”.

- ¿Cómo preparan esta fecha?

- La banda tiene dos años y medio y siempre armamos los shows en función de que sea largo y que sea temático. Muchas veces cuando una banda de rock toca en vivo, por cuestiones de sonido se pierde de saber de qué se tratan las canciones. Entonces nosotros tratamos de hacer personajes para presentar la temática de cada uno de los temas y la puesta en escena tiene que ver con eso. Y otra cosa que va pasando en cada show es la variedad estilística, todo con un hilo conductor. Y lo que une siempre es el humor, nos reímos de todo. Tratamos de tocar y si vemos que la gente se está divirtiendo nosotros salimos contentos.

- ¿Cómo llegaron a componer la canción Ansiolítico?

- Lo primero que tuvimos fue la letra porque es muy corta: “Tengo mucho miedo algo va a pasar quiero que me miren”. Y a partir de eso, se armó el ritmo que tenía aires de chacarera. Y así salió, la idea era que no fuera algo denso sino con otro aire. Y a eso le agregamos una introducción con la misma función, que le saque peso a la letra. Y ahí nosotros nos reímos de cosas del folklore y hablamos de los miedos. La idea era tratar de generar un contraste entre algo que es profundo y una música alegre, tratando de dar un mensaje pero manteniendo el humor.

- ¿Y el tema Fobias?

- Decidimos hacerlo porque creímos que era una buena forma de anticipar una letra que era un poco hermética. Necesitábamos expandir eso y creemos que esta cuestión del miedo generalizado podía ser exagerado de la forma que está hecho ahí. La idea fue darle un margen introductorio a la temática de la letra de Ansiolítico. Siempre es importante para nosotros que el que escucha entienda la temática de la letra y por eso necesitamos este tipo de explicaciones, es como contar un cuento.

- ¿Cómo fue la producción de “Bienvenidos a Nuestra Oficina”?

- El disco fue hecho totalmente a pulmón. Nosotros fuimos a grabar las baterías a un estudio de grabación y todo lo demás lo hicimos en forma casera (en nuestras casas). Todos tenemos la posibilidad de saber grabar y por suerte tuvimos un ingeniero de grabación (Gabriel Wright, un amigo que nos ayudó mucho) pero fue hecho todo por nosotros. Fue un orgullo porque lo logramos nosotros. Lo que tiene que ver con la edición, lo sacamos por la UMI pero lo bancó la banda. Tratamos de ser una cooperativa que se auto gestiona. También tuvimos gente conocida que nos ayudó con el diseño pero siempre estuvimos involucrados nosotros. Es un disco que tiene que tener muchos agradecimientos porque mucha gente nos ayudó mucho. Hoy en día es un orgullo tener el CD en las manos.

- ¿Cómo se componen los temas dentro de la banda?

- Es una experiencia grupal. Si bien hay alguno que puedo cantar yo o que puede cantar otro y aunque el núcleo sea generado por uno, siempre se lleva al ensayo y ahí terminan de aparecer los personajes y todo lo que tiene que ver con la canción. Y ese caos que termina ordenándonos queremos que se siga repitiendo.

“Nuestro mensaje es tratar de reírse de esas cosas que aquejan a la vida de cada uno”.

- ¿Cómo se reparten las voces, siendo que los tres cantan?

- En general hay ciertas cuestiones que le quedan cómodas al baterista con su forma de cantar que tiene que ver con gritos, yo con lo melódico y el tecladista con el rapeo.

- ¿Qué mensaje pretenden dar a través de las letras más allá del humor?

- No sé si hay una unidad entre todas las letras de las canciones, pero siempre hay una especia de crítica, no son pasivas. Pero el mensaje es tratar de reírse de esas cosas que aquejan a la vida de cada uno.

- Otra canción que llama mucho la atención es el track 7, Hormigas en la Casa de Luis. ¿Qué significa?

- Ese fue el primer tema de la banda y es el humor por el humor mismo. Es una corta historia con un estribillo muy pegajoso que se presta para que la gente aplauda en los shows. Como fue la primera canción fue medio azaroso como fue surgiendo. Primero llevé yo el estribillo, ahí se lo di al tecladista para que hiciera su rapeo y así surgió la historia.

- En el disco también incluyeron dos covers: Oye Como Va (Tito Puente) y Sueño con Serpientes (Silvio Rodríguez). ¿Por qué decidieron grabarlos?

- Lo que tratamos es de no tomar la concepción de cover, sino de versión. Tratamos de reversionar algo que ya estaba en el oído de la gente y transformarlo. En Sueño con Serpientes hicimos eso. Generalmente está hecho con acústica, entonces decidimos llevarlo al máximo de lo profundo y de lo oscuro y de una forma muy rockera y quedó transformarla. En el caso de Oye Como Va pensamos en hacer un hip hop latino. Es una herramienta más para darle en el show una letra que ya conocen pero distinta. Hay otra versión que no está en el disco que es un rejunte de temas de Sumo y de uno de Bob Marley y que está todo mezclado.

- ¿Por qué decidieron publicar el disco de forma gratuita en la web?

- Obviamente necesitábamos tener un disco físico porque te plantea otra llegada, pero en su momento pensamos la posibilidad de que fuera un álbum que directamente diera vueltas por Internet, sin editar. Creemos que hoy en día muchas cosas pasan por ahí y la capacidad de llegada que uno tiene si hay material de la banda en Internet es mucho más que en un show en vivo. Y no queremos cerrarnos esas puertas, por eso lo subimos. Igual creemos que aun así vale la pena tenerlo en físico porque hay una gráfica y hay cosas que lo hacen valer y las letras de todas las canciones, pero la idea es que la gente tenga la posibilidad de escucharlo sea de la forma que sea.

“Tratamos de ser una cooperativa que se auto gestiona”.

- ¿Cómo es el público de la banda?

- En general nosotros nos sorprendemos para bien, porque parece que los estilos variados que tocamos dan frescura. Notamos que la gente se sorprende tema a tema porque nada nos puede limitar. Siempre que queremos hacer algo le buscamos la vuelta. Lo que se nos dificulta mucho es entrar a un circuito, porque al no hacer un estilo determinado, no podemos entrar a los festivales de algo. Tenemos que encontrar nuestro propio público, porque no hay bandas que tengan que ver totalmente con nosotros. Quizás podríamos encajar pero de entrada nos cuesta explicar que hacemos. Y también hay gente que en lugar de sorprenderse quiere quedarse en un estilo.

- ¿Tienen nuevas composiciones dando vueltas?

- Sí. Ese disco, como todos, lo hicimos hace un tiempo y en el medio, como nosotros tocamos una vez por mes, tuvimos la necesidad de que la gente siempre tuviera algo nuevo. Y de esos temas nuevos, siempre sale un estilo nuevo. Ahora hay un ska, un carnavalito, algo que tiene que ver con el blues, otro jazz… Por ahora venimos tratando de sumar estilos que no tenemos. Hay varios temas nuevos, seguramente el año que viene tengamos que grabar un disco nuevo.

- Al Sur de Babilonia y La Cueva fueron elegidos como cortinas de dos programas. ¿Fueron compuestos para esos?

- Sí, ambos fueron compuestos para programas que ya existían. Escuchamos un poco de que iban los programas y ahí las hicimos. Por ejemplo, La Cueva tiene que ver con el rock y el blues y tratamos de hacer un tema bastante rockero pero con nuestra impronta. Y en Al Sur de Babilonia creíamos que había algo que remitía al reggae y eso condicionó todo el tema. Y pensamos que si era un programa de radio y según la hora que salía surgió el hablar de alguien aburrido de la rutina y con ganas de escapar.

- Más allá de los próximos shows, ¿cómo sigue el futuro de la banda?

- Creo que nuestro desafío más importante es ver cómo lograr generar una convocatoria o un público que responda a lo que nosotros proponemos. Quizás hay un público virgen que esté buscando otra cosa que no sea un género específico y nosotros queremos llegar a esos. Todo lo que hagamos tiene que ver con lograr generar un espacio que sea para la banda.

- ¿Algún escenario meta que tengas?

- Pensamos que el objetivo tiene que ser hasta donde podemos llegar musicalmente siendo un trío y que tenemos mucho para explorar. El desafío todavía es terreno virgen porque no nos sentimos satisfechos sino que estamos buscando cada vez más.

- Si pudieras recomendarle algo a alguien que recién esté empezando con su proyecto, ¿qué consejo le darías?

- Yo no tengo la verdad ni creo que la tenga nadie, pero me parece que hay que potenciar las ideas propias. Creo que hay una idea de copiar hoy en día que está bien pero que favorecería dejar florecer las ideas propias de cada grupo y que confíen en ellas. Al fin y al cabo siempre le encontrás la vuelta, pero hay que hacer cosas que tengan que ver con el gusto de cada uno y pelearla desde ese lado. Y también como consejo les diría que tengan paciencia porque hoy en día tocar en Buenos Aires es muy difícil y se hace auto gestionado pero las cosas siempre llegan.

Votá!
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)